ENFERMEDAD DE PARKINSON

El parkinson es una enfermedad neurológica que causa una pérdida progresiva del funcionamiento de las células nerviosas en la parte del cerebro que controla los movimientos musculares; se asocia a rigidez muscular, dificultades para andar, temblor y alteraciones en la coordinación de movimientos.

El Parkinson es una enfermedad progresiva, esto  significa que los efectos de esta enfermedad empeoran con el tiempo.

Esta es una enfermedad muy frecuente que se desarrolla más a partir de los 50 años, de igual forma a hombres y mujeres.

Las causas de la enfermedad de Parkinson son:

  • Alteración progresiva en áreas nerviosas que controlan y coordinan los movimientos.
  • Disminución de la dopamina cerebral. La dopamina es un sustancia neurotrasmisora, que trasmite impulsos de unas células nerviosas a otras.

Los principales síntomas de la enfermedad de Parkinson son:

  • Rigidez muscular.
  • Temblor, puede ser de diferentes intensidades.
  • Hipocinesia, falta de movimientos.
  • Dificultades al andar.
  • Inestabilidad al estar parado.
  • Problemas al comenzar a caminar.
  • Si un movimiento no se termina tiene dificultades para reiniciarlo, o terminarlo.
  • Falta de expresión de los músculos de la cara.
  • Lentitud de movimientos.
  • Incapacidad de estar sentado sin moverse.
  • Movimiento de los dedos como si estuvieran contando dinero.
  • Boca abierta, con dificultad para mantenerla cerrada.
  • Voz de tono bajo y monótona.
  • Dificultad para escribir, para comer, o para movimientos finos.
  • En algunos casos deterioro intelectual.
  • Estreñimiento.
  • Depresión, ansiedad, atrofia muscular.

 

El tratamiento farmacológico de la enfermedad de Parkinson se realiza para controlar los síntomas, para mejorar la coordinación de movimientos, para tratar el temblor además de otros problemas médicos generales.
Si el caso es muy intenso y no mejora con tratamiento, es recomendable que consulte con su especialista la posibilidad de un tratamiento quirúrgico.
El Parkinson no tratado es incapacitante y lleva a una muerte prematura. Los pacientes tratados mejoran claramente de los síntomas, la variabilidad de respuesta a los tratamientos es diversa y por ello el pronóstico de cada caso dependerá de la tolerancia a los tratamientos y su eficacia en cada caso.

EPILEPSIA


¿Qué es la epilepsia?

La epilepsia es una afección neurológica, no contagiosa, ni causada por ninguna enfermedad o retraso mental.

¿Cuáles son los síntomas de la epilepsia?

Existen varias formas de presentación de las crisis epilépticas. Las crisis generalizadas pueden manifestarse con pérdida brusca de conocimiento con caída al suelo, contractura de los músculos de las extremidades y de la cara seguidas de sacudidas rítmicas. En otras oportunidades, especialmente en niños y adolescentes, las crisis se presentan con una pérdida de conocimiento, sin caída al suelo ni convulsiones, de segundos de duración, con rápida recuperación.

Las crisis parciales pueden presentarse con sensaciones extrañas o difíciles de describir o con fenómenos auditivos, visuales, sensación de hormigueo, etc. Estos síntomas pueden aparecer en forma aislada o dar paso a una pérdida de conocimeinto con movimientos auomáticos de la boca, de las manos o de otra parte del cuerpo. En otras oportunidades las crisis parciales pueden presentarse con sacudidas de una extremidad o de la mitad de la cara, sin pérdida de conocimiento.

También, existen otras manifestaciones menos frecuentes que deben ser evaluadas por el especialista. Además, una persona puede presentar más de un tipo de crisis.

Algunos signosque advierten que se está produciendo un ataque epiléptico:

- Períodos de confusión mental.
- Comportamientos infantiles repentinos.
- Movimientos como el de masticar alimentos sin estar comiendo, o cerrar y  abrir los ojos continuamente.
- Debilidad y sensación de fatiga profundas.
-Períodos de "mente en blanco", en los que la persona es incapaz de responder preguntas o mantener una conversación.
-Convulsiones.
-Fiebre.

Otras formas son las conocidas como ausencias frecuentes en niños. Los síntomas de una crisis pueden ser muy variados y repetimos, no siempre se altera el estado de alerta del paciente.

¿Qué la causa? ¿Cómo se manifiesta?

La epilepsia es un trastorno con muchas causas posibles. Cualquier cosa que impida o distorsione el patrón de actividad neuronal normal puede conducir a la aparición de una crisis epiléptica. Se ha observado que algunas personas epilépticas tienen una cantidad más alta de neurotransmisores activos (sustancias encargadas de conducir el impulso nervioso entre las neuronas), lo cual incrementa la actividad neuronal. En otros se ha observado una cantidad baja de inhibidores de dichos neurotransmisores, lo cual también aumenta la actividad neuronal. En ambos casos aparece la epilepsia.

¿Cómo es un ataque epiléptico? ¿Qué características tiene? ¿Cuales son las diferencias entre los distintos ataques: relajación de esfínteres, salibación, périda de conocimiento?

Las crisis epilépticas producen una alteración momentánea del funcionamiento cerebral, debida a la descarga súbita y desproporcionada de los impulsos eléctricos que habitualmente utilizan las células del cerebro. Esta descarga puede afectar únicamente a una parte del cerebro (crisis parciales o focales) o comprometer a todo el cerebro (crisis generalizadas). Los síntomas que presente una persona durante una crisis epiléptica dependerán entonces de la o las zonas del cerebro que estén siendo afectadas por la descarga. Por lo tanto, existen muchos tipos diferentes de crisis epilépticas.

Las crisis epilépticas son más frecuentes de lo que comúnmente se piensa y afectan al 1 % de la población. Pueden comenzar a cualquier edad, si bien se inician más frecuentemente durante la niñez y la adolescencia, en todos los grupos humanos sin distinción de edad, sexo, raza ni condición económica.

Los cuadros epilépticos no son contagiosos, no constituyen una enfermedad mental, no afectan la inteligencia y las personas que las presentan pueden llevar una vida prácticamente normal, una vez que logran controlar sus crisis con el tratamiento apropiado.

 

 

NEURALGIA OCCIPITAL

La neuralgia occipital es una causa infrecuente de dolor de cabeza o cefalea. Es producida por el compromiso del nervio occipital mayor incluyéndose según algunos investigadores el nervio occipital menor y la raíz cervical 3 que emerge de la médula espinal. Se caracteriza por un intenso  dolor en la región occipital de un lado de la cabeza, de carácter eléctrico o quemante, muy molesto y que responde mal a los analgésicos tradicionales. Suele venir ráfagas de corta duración, como la neuralgia del trigémino. La causa no se conoce en un porcentaje de los pacientes lo que denominamos neuralgia de Arnold esencial. También hay causas secundarias como las que se detallan en la siguiente tabla:



Causas de Neuralgia Occipital

  • Trauma (post latigazo cervical)
  • Contusión occipital
  • Compresión vertebral
  • Post craneotomía occipital
  • Herpes zoster sine herpete
  • Gota
  • Diabetes
  • Inflamación vascular

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO

¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo?

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es una enfermedad que hace que las personas tengan pensamientos que no desean (obsesiones) y que repitan ciertos comportamientos (compulsiones) una y otra vez. Todos tenemos hábitos y rutinas en nuestra vida cotidiana tales como cepillarnos los dientes antes de acostarnos. Sin embargo, para las personas con TOC, los patrones de comportamiento interfieren con sus vidas cotidianas.

La mayoría de las personas con TOC saben que sus obsesiones y compulsiones no tienen sentido pero no las pueden ignorar ni tampoco frenar.

¿Qué son obsesiones?

Las obsesiones son ideas, imágenes e impulsos que pasan por la mente de una persona una y otra vez. Una persona con TOC no desea tener estos pensamientos y los encuentra perturbantes, pero la persona no puede controlarlos. A veces estos pensamientos solo aparecen de vez en cuando y tan solo son levemente molestos. Otras veces, una persona que tiene TOC tendrá pensamientos obsesivos todo el tiempo.

¿Qué son compulsiones?

Los pensamientos obsesivos hacen que las personas que tienen TOC se sientan nerviosas y con miedo. Ellos tratan de deshacerse de estos sentimientos realizando ciertos comportamientos de acuerdo a "reglas" que ellos mismos elaboran. Estos comportamientos se llaman compulsiones. Los comportamientos compulsivos a veces también se llaman rituales. Por ejemplo, una persona que tiene TOC puede tener pensamientos obsesivos relacionados con los gérmenes. Por causa de estos pensamientos la persona puede lavarse las manos una y otra vez después de usar un baño público. Realizar estos comportamientos usualmente sólo hace que las sensaciones nerviosas desaparezcan por un tiempo corto. Cuando el miedo y los nervios vuelven a aparecer la persona que tiene TOC repite la rutina nuevamente.

¿Cuáles son algunas obsesiones comunes?

Las siguientes son algunas obsesiones comunes:

  • Miedo a la mugre o a los gérmenes
  • Disgusto por los desechos o los líquidos corporales
  • Preocupación con el orden, simetría (balance) y exactitud
  • Preocupación de que una tarea no se haya realizado bien incluso cuando la persona sabe que no es cierto.
  • Miedo de tener pensamientos malos o pecaminosos
  • Pensar en ciertos sonidos, imágenes, palabras o números todo el tiempo
  • Necesita asegurarse continuamente de las cosas
  • Miedo de hacerle daño a un miembro de familia o amigo

¿Cuáles son algunas compulsiones comunes?

Las siguientes son algunas compulsiones comunes:

  • Limpiar y arreglar, tal y como lavarse las manos, tomar baños o cepillarse los dientes una y otra vez
  • Revisar cajones, puertas y aparatos eléctricos para asegurarse de que están cerrados, con seguro o apagados
  • Repetir, tal y como salir y entrar por una puerta, levantarse y sentarse de un asiento o tocar ciertos objetos varias veces.
  • Ordenar y disponer cosas de cierto modo
  • Contar una y otra vez hasta cierto número
  • Guardar periódicos, correspondencia o empaques que ya no son necesarios
  • Buscar seguridad y aprobación continua

¿Qué causa el TOC?

Nadie ha encontrado una causa específica y comprobada para el TOC. Algunas investigaciones muestran que tiene que ver con las substancias químicas en el cerebro que se encargan de llevar mensajes de un nervio al otro. Una de estas substancias químicas llamada serotonina ayuda a que las personas no repitan los mismos comportamientos una y otra vez. Una persona que tiene TOC puede no tener suficiente serotonina. Muchas personas que tienen TOC pueden funcionar mejor cuando toman medicamentos que aumentan la cantidad de serotonina en su cerebro.

¿Existen otras enfermedades asociadas con el TOC?

Las personas que tienen TOC con frecuencia tienen otros tipos de ansiedad tales como fobias (miedo a las arañas o a volar) o ataques de pánico.

Las personas que tienen TOC también pueden tener depresión, trastorno de atención con hiperactividad (TDAH), un trastorno alimentario o un trastorno del aprendizaje tal y como la dislexia.

Tener uno o más de estos trastornos puede hacer que el diagnóstico y tratamiento sea más difícil, por lo tanto, es importante hablar con su médico acerca de cualquier síntoma que usted tenga incluso si siente vergüenza al hacerlo.

NARCOLEPSIA


¿Qué es la Narcolepsia?
Tendencia irresistible al sueño presentada en forma de crisis agudas. El sueño narcoléptico es más corto y profundo que el normal. Puede aparecer tras enfermedades del sistema nervioso central, como por ejemplo la encefalitis o de forma idiopática, sin ninguna causa conocida que la condicione.

¿Cómo se manifiesta?
El síntoma principal es la somnolencia excesiva, el paciente no puede evitar dormirse en cualquier situación, los ojos caen pesadamente y el tono muscular disminuye bruscamente cuando se duerme, determinando caídas bruscas de la cabeza, el mentón o caídas al piso.

¿Cómo se diagnostica?
Se estudia en el laboratorio de sueño, con Polisomnografia nocturna y Test múltiple de latencia al sueño MSLT. Este test consiste básicamente en registrar varias siestas con polisomnografía, repartidas en el día, en las que se mide el tiempo que el paciente demora en dormirse -si el promedio es de cinco minutos o menos se confirma que existe una hipersomnia.
Generalmente este test se realiza al día siguiente de la Polisomnografía Nocturna, que en el caso de la narcolepsia mostrará un hipnograma normal con pocos despertares en la noche.
Durante los test de latencia se observará si aparecen períodos de sueño REM, si aparecen al inicio del sueño -SOREMP-, y la duración del mismo.

 

alt

Última actualización el Jueves 19 de Julio de 2012 19:32